"Hay que confiar en el mercado" - Philip Greenfield (Cowboy)

OVRSEA todos los meses va al encuentro de sus clientes expedidores para conversar acerca de los temas de actualidad en el transporte de mercancías y en la logística, pero también sobre los retos futuros. Esta semana se reúne con Philip Greenfield.

OVRSEA cada mes se reúne con sus clientes expedidores para conversar acerca de la actualidad del transporte y de la logística, pero también para evocar los futuros desafíos del sector. Esta semana, nuestro equipo se reunió con Philip Greenfield, Vicepresidente de la Cadena de Suministro de Cowboy, un joven belga fabricante de bicicletas eléctricas en expansión. La importancia del transporte ferroviario, la escasez de componentes, la estrategia de internacionalización... Para El Expedidor, él retoma los grandes retos a los que se enfrenta esta exitosa scale-up en la cadena de suministro.

¡Hola Philip! ¿Te gustaría presentarte?

Me incorporé a Cowboy en abril de 2021 como Vicepresidente de la Cadena de Suministro, tras más de 30 años de experiencia en este oficio, primero como consultor en las Big Four y luego como Vicepresidente o Director de la cadena de suministro en grandes empresas como Danone Waters, Toys R Us o Dyson. El puesto de Vicepresidente de la cadena de suministro es nuevo en Cowboy, hasta ahora había sido subcontratado. Con el crecimiento del negocio y su evolución, éste fue integrado a la empresa.

Dinos en pocas palabras ¿Qué es Cowboy?

Cowboy es una empresa con un importante crecimiento que lleva casi 5 años en el mercado y está especializada en bicicletas urbanas con asistencia eléctrica (BEA), más bien de entrada en la alta gama. Nuestra casa matriz está en Bruselas, al igual que nuestro equipo de ingenieros que se encarga del diseño, del desarrollo tecnológico y de la personalización de los componentes. Además, distribuimos en 11 mercados de Europa y, desde septiembre, en Estados Unidos.

Quelles sont vos particularités et enjeux logistiques ?

Nuestra bicicleta es europea. Tenemos muchos proveedores de materias primas o componentes en Europa y el montaje se realiza en Hungría. Por supuesto, también dependemos de proveedores asiáticos, por lo que el transporte de componentes desde Asia es un aspecto importante de nuestra cadena de suministro. Al igual que el resto de los actores de la movilidad actual, también nos enfrentamos a los mismos problemas, especialmente en torno a los componentes electrónicos. En lo que respecta al transporte, utilizamos los tres principales medios, pero el ferrocarril representa más del 50% de nuestros envíos. Aunque su precio se ha cuadruplicado desde el 2019 y en promedio los plazos del tiempo de tránsito han aumentado de un 30% desde el inicio de la crisis, el ferrocarril sigue siendo un muy buen compromiso tiempo/coste. Los aviones siguen siendo esenciales para el transporte de componentes urgentes.

¿Cómo la crisis ha cambiado tu estrategia?

Ante el aumento de los plazos de entrega de los proveedores, hemos aprendido a anticipar nuestros pedidos en la medida de lo posible. Adaptarse también significa mantener las existencias. Luego tuvimos que ser pacientes y entablar conversaciones con los proveedores, básicamente en lo que respecta a los precios. En cuanto al transporte, como todo el mundo, hemos tenido que integrar la nueva situación relativa a los plazos del tiempo de tránsito más largos y decir adiós a la entrega "justo a tiempo". Para nosotros, todos estos retos han coincidido con una explosión de la demanda en el mercado mundial de la movilidad eléctrica.

¿Ves un real regreso a la normalidad en el 2022?

Para los primeros seis meses del 2022, no esperamos ningún cambio positivo. Después, todo dependerá de la evolución de la pandemia, pero también de la capacidad de los proveedores para aumentar su producción y de los transportistas para mejorar su rendimiento. Por nuestra parte, seguimos buscando nuevos proveedores europeos o actores asiáticos en Europa comprometidos.

En este fin de año, ¿qué consejo le darías a tus colegas?

Tengo en mente la palabra inglesa grit, la capacidad de resistir durante un desafío. En otras palabras: perseverar y mantener la determinación. Todas estas cualidades son indispensables hoy en día, son las que nos permiten encontrar siempre soluciones. En un contexto anormal, ¡no hay solución ideal! La clave es mantenerse centrado en los objetivos. Y luego creo que hay que confiar en el mercado, seguir siendo optimista sobre tu capacidad de innovar y encontrar soluciones. Esta es una convicción esencial para mí. Siempre prefiero abordar el futuro con optimismo... Este debe ser mi lado americano (risas).

¿Tres palabras sobre El Expedidor antes de separarnos?

Como director de logística, tengo que estar al tanto de las novedades y la evolución del sector para tomar las mejores decisiones. ¡" El Expedidor " simplemente ayuda a aumentar esta visibilidad!